56

Por la explosión en el complejo químico Pajaritos se ‘desintegraron’ 532 millones de dólares del valor de mercado de Mexichem en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) entre el jueves y viernes de la semana pasada, al caer el precio de sus acciones 8.4 por ciento.

La empresa química de Antonio Del Valle se declaró en fuerza mayor dentro de un contrato interno de Petroquímica Mexicana de Vinilo (PMV), la cual nació de la unión con Pemex para operar el complejo ubicado en Coatzacoalcos, Veracruz.

Fuerza mayor es una figura legal que libera a las empresas de demandas contractuales, debido a eventos que no se pueden prever o evitar; eso quiere decir que si otras compañías resultan dañadas por este hecho, no la pueden demandar.

Pemex reporta 4 fallecidos más en ‘Pajaritos’; suman 32
Mexichem pierde más de 8 mil mdp en valor de mercado tras explosión
Pemex acepta que debe reforzar seguridad en todos sus complejos
Analistas de Banamex previeron que la explosión repercuta en la industria química mexicana, pues impactaría en las operaciones del sector químico ubicado en Morelos, lo cual también tendrá un efecto marginal negativo en Alpek.

“Para Braskem y su expansión en México le recordará a los inversionistas los riesgos de ejecución de un ‘cracker’ de etileno. Por otra parte, la suspensión de operaciones en PMV mitiga la percepción de riesgo al suministro de materias primas para producir etano, que permita ampliar la producción en el proyecto Etileno XXI de Braskem”, señaló Banamex en un reporte.

Signum Research detalló que PMV representa 10.5 por ciento de los ingresos del segmento Vinyl de Mexichem, y 3.9 por ciento de las ventas consolidadas de la empresa.

“La relevancia de este suceso no radica en los menores ingresos que la coinversión percibiría, sino en la importancia que PMV representa para la integración vertical de Mexichem, pues esto aumentará sus costos”, adelantó Signum Research.

Se buscó a Mexichem para detallar sobre el hecho, pero al cierre de esta edición no respondió.

Este domingo, la empresa anunció que las inspecciones continúan en las áreas dañadas de la planta Clorados III, perteneciente a PMV.
Especialistas en búsqueda y rescate urbano, así como perros, llegaron a la planta para ayudar en los esfuerzos de búsqueda en las zonas más difíciles de alcanzar.

Las muestras de ADN comenzaron a tomarse a las familias que aún no han identificado a sus parientes, con el fin de facilitar su identificación rápida y completa, detalló la empresa.

“De las 28 personas que perecieron, 26 han sido reconocidas por sus familiares, por lo que quedan en espera de ser identificadas”, señaló en el documento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here