Varias unidades de la Policía Estatal y municipal de Maxcanu y Opiche, acudieron al lugar donde 6 sujetos con arma de fuego en dos vehículos había interceptado un Chevy, donde iban empleados de Bansefin en el que transportaban cerca de medio millón para el pago del programa federal 60 y más, en el municipio de Halacho. El cuantioso atraco ocurrió en la carretera Muna-Maxcanu en el tramo Opichen-Calcetok, alrededor de las 9:15 de la mañana.
Varias unidades de la Policía Estatal y municipal de Maxcanu y Opiche, acudieron al lugar donde 6 sujetos con arma de fuego en dos vehículos había interceptado un Chevy, donde iban empleados de Bansefin en el que transportaban cerca de medio millón para el pago del programa federal 60 y más, en el municipio de Halacho. El cuantioso atraco ocurrió en la carretera Muna-Maxcanu en el tramo Opichen-Calcetok, alrededor de las 9:15 de la mañana.

Un helicóptero se une a la búsqueda de seis asaltantes

OPICHÉN.— Senaides Chuc Collí, uno de los trabajadores que fue víctima del asalto de cerca de 500,000 pesos en la carretera Opichén-Calcehtok, fue el primero en desatarse, salió del monte a la vía, detuvo a un automovilista, quien le prestó su teléfono celular, y llamó a sus jefes para reportar el robo.

Los otros empleados, dijo Chuc Collí, lograron desatarse “como pudieron”.

Heiler Daniel Navarrete Dzul, otro empleado de Bansefi, relató que varios de los seis sujetos que cometieron el robo “tenían acento fuereño y otros yucateco”, ya que insultaban en maya.

“Nos bajaron y nos encañonaron con armas de fuego, uno tenía una escopeta y dos de ellos tenían pistolas, al parecer calibre 22. Nos pidieron que cooperemos e, incluso, a mi compañero Senaides Chuc le pegaron un gancho en el estómago y al policía municipal de Halachó le dieron un puñetazo en la cara por un asaltante que dijo: ‘Ahista el que nos debía una’”, narró.

“Inclusive otro le quería disparar al agente municipal pero creo que se arrepintió. Uno me quitó la gorra, la tiró al suelo y dijo que no le servía de nada. Los asaltantes se llevaron todas las maletas, hasta nos quitaron el teléfono celular”, agregó.

Por el cuantioso atraco, al lugar acudieron varias unidas de agentes de las fuerzas especiales de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y varias patrullas de la Policía Coordinada de Maxcanú y Opichén.

También llegaron peritos de la Fiscalía General del Estado, quienes tomaron huellas a la camioneta estaquitas que dejaron abandonada los ladrones a 10 kilómetros de donde cometieron el asalto.

Se instalaron retenes en la carretera Ticul-Muna, a la altura del crucero de Sacalum, en la vía Muna-Maxcanú, en el crucero a Opichén, en la entrada a Maxcanú, e incluso un helicóptero de la SSP se unió a la búsqueda de los ladrones.

Hasta las 3 de la tarde no había ningún detenido.

El agente municipal de Halachó, Chuc Collí y otro trabajador de Bansefi fueron trasladados a la Fiscalía General de Maxcanú para que rindan su declaración sobre el asalto.

Por el atraco no se pagó ayer a los beneficiarios del programa Pensión para Adultos Mayores en Halachó, pero se dijo que se hará en breve.

En un principio se reportó que el asalto fue a un camión de valores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here