Felicidades. Si abriste este artículo antes de opinar sobre él, significa que no eres un “comentador tóxico”. Pero si antes de dar click, inundaste el post de comentarios —buenos o malos— debes saber que te ves mal y que te vas a sentir peor cuando leas esto.

Felicidades. Si abriste este artículo antes de opinar sobre él, significa que no eres un “comentador tóxico”. Pero si antes de dar click, inundaste el post de comentarios —buenos o malos— debes saber que te ves mal y que te vas a sentir peor cuando leas esto.

Aquí algunas razones para no comentar un artículo sin antes haberlo leído:

Una cosa es opinar y otra argumentar. Todo el mundo puede hacer lo primero, lo segundo, no. Es imposible dar un punto de vista válido si antes no se sabe ni siquiera de qué se está hablando o la razón de por qué se está en desacuerdo.

Puedes arrepentirte

Internet es una red pública, tus comentarios también. Cualquier cosa que digas puede ser usada en tu contra. Así como hay personas que se dedican a trollear sin fundamentos, hay quienes trollean a los trollers. No importa si borras lo que escribiste, siempre hay personas que pueden tomar una screenshot y ponerte en ridículo.

Creas desinformación

Esta es una de las razones más sensibles —y fuertes— para evitar comentar sin antes leer. Ante una noticia cualquiera, una importante cantidad de gente revisa los comentarios de una nota antes de abrirla. Si en ellos encuentra información falsa, eso crea un círculo vicioso de nunca acabar: la información errónea se multiplica y se expande, lo que perjudica no sólo a los lectores, sino a la población en general.

Creas sentimientos de odio

¿Por qué debes leer un artículo en Internet antes de comentarlo?

Jueves, 5 de octubre de 2017 16:12

Carolina Romero

226 

Felicidades. Si abriste este artículo antes de opinar sobre él, significa que no eres un “comentador tóxico”. Pero si antes de dar click, inundaste el post de comentarios —buenos o malos— debes saber que te ves mal y que te vas a sentir peor cuando leas esto.

Aquí algunas razones para no comentar un artículo sin antes haberlo leído:

 —

+ No podrás argumentar

Una cosa es opinar y otra argumentar. Todo el mundo puede hacer lo primero, lo segundo, no. Es imposible dar un punto de vista válido si antes no se sabe ni siquiera de qué se está hablando o la razón de por qué se está en desacuerdo.

+ Puedes arrepentirte

Internet es una red pública, tus comentarios también. Cualquier cosa que digas puede ser usada en tu contra. Así como hay personas que se dedican a trollear sin fundamentos, hay quienes trollean a los trollers. No importa si borras lo que escribiste, siempre hay personas que pueden tomar una screenshot y ponerte en ridículo.

+ Creas desinformación

Esta es una de las razones más sensibles —y fuertes— para evitar comentar sin antes leer. Ante una noticia cualquiera, una importante cantidad de gente revisa los comentarios de una nota antes de abrirla. Si en ellos encuentra información falsa, eso crea un círculo vicioso de nunca acabar: la información errónea se multiplica y se expande, lo que perjudica no sólo a los lectores, sino a la población en general.

+ Creas sentimientos de odio

No es una razón hippie. Cuando escribes comentarios de odio una rabia sin sentido crece dentro de ti. Sin tener una razón alguna, comienzas a sentir inconformidad. El problema no se queda ahí; quienes leen esos comentarios se ven “contagiados” por una ira similar. Todo el mundo termina enojado de manera inútil, pues la información contenida en el artículo es completamente distinta.

Puedes afectar a otros

Detrás del contenido en Internet, hay personas. Si no se lee y se opina al aire, el escritor detrás del texto es, indirectamente, afectado. Quizá ni siquiera mencionó algo que supusiste, probablemente —si lo leyeras— te darías cuenta que su opinión es igual a la tuya, sin embargo, al no hacerlo, pones en él palabras que jamás dijo, lo que afecta su credibilidad.

¿Por qué debes leer un artículo en Internet antes de comentarlo?

Jueves, 5 de octubre de 2017 16:12

Carolina Romero

226 

Felicidades. Si abriste este artículo antes de opinar sobre él, significa que no eres un “comentador tóxico”. Pero si antes de dar click, inundaste el post de comentarios —buenos o malos— debes saber que te ves mal y que te vas a sentir peor cuando leas esto.

Aquí algunas razones para no comentar un artículo sin antes haberlo leído:

 —

+ No podrás argumentar

Una cosa es opinar y otra argumentar. Todo el mundo puede hacer lo primero, lo segundo, no. Es imposible dar un punto de vista válido si antes no se sabe ni siquiera de qué se está hablando o la razón de por qué se está en desacuerdo.

+ Puedes arrepentirte

Internet es una red pública, tus comentarios también. Cualquier cosa que digas puede ser usada en tu contra. Así como hay personas que se dedican a trollear sin fundamentos, hay quienes trollean a los trollers. No importa si borras lo que escribiste, siempre hay personas que pueden tomar una screenshot y ponerte en ridículo.

+ Creas desinformación

Esta es una de las razones más sensibles —y fuertes— para evitar comentar sin antes leer. Ante una noticia cualquiera, una importante cantidad de gente revisa los comentarios de una nota antes de abrirla. Si en ellos encuentra información falsa, eso crea un círculo vicioso de nunca acabar: la información errónea se multiplica y se expande, lo que perjudica no sólo a los lectores, sino a la población en general.

+ Creas sentimientos de odio

No es una razón hippie. Cuando escribes comentarios de odio una rabia sin sentido crece dentro de ti. Sin tener una razón alguna, comienzas a sentir inconformidad. El problema no se queda ahí; quienes leen esos comentarios se ven “contagiados” por una ira similar. Todo el mundo termina enojado de manera inútil, pues la información contenida en el artículo es completamente distinta.

+ Puedes afectar a otros

Detrás del contenido en Internet, hay personas. Si no se lee y se opina al aire, el escritor detrás del texto es, indirectamente, afectado. Quizá ni siquiera mencionó algo que supusiste, probablemente —si lo leyeras— te darías cuenta que su opinión es igual a la tuya, sin embargo, al no hacerlo, pones en él palabras que jamás dijo, lo que afecta su credibilidad.

El problema es tal que han comenzado a desarrollarse nuevas tecnologías que buscan por medio de aplicaciones encontrar este tipo de comentarios y eliminarlos. Incluso, en Estados Unidos, sitios como Weird ha desarrollado un mapeodonde puede observarse la tendencia de estas personas tóxicas. Del mismo modo, Google ha desarrollado Perspective, para identificar señales de odio que los usuarios dejan en sus buscadores con el fin de eliminar sus publicaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here