El próximo 28 de agosto, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dará a conocer si se recuperará la comparabilidad del Módulo de Condiciones Socioeconómicas (MCS) y si se podrá continuar con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) para la medición de la pobreza.

“El 28 de agosto tendremos la presentación. Ahí daremos toda la información”, dijo Julio Alfonso Santaella, presidente de la junta de gobierno del INEGI, luego de participar en la presentación del evento SAT más abierto.

El funcionario no quiso dar más información sobre si se podrá salvar la medición de la pobreza que lleva haciendo el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) desde el 2008 y si contaron con la colaboración de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) o el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la recuperación de la medición de los ingresos y gastos de los hogares mexicanos.

Hace un año, cuando el INEGI dio a conocer el MCS-2015, generó inconformidad al Coneval y a diversas organizaciones civiles por cambiar la metodología que se utilizaba para captar información sobre los ingresos de las familias mexicanas, pues con dicho cambio no se podía comparar lo que se había obtenido en años anteriores.

“Si el INEGI no es capaz de generar una ENIGH comparable desde el 2014 hasta el 2008, el Coneval no podrá medir el nivel de la pobreza otra vez, no por culpa del Coneval sino del INEGI (…) estamos justamente en ese proceso para que nos dé esa comparación con los años previos. Esperemos que así suceda”, dijo Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Coneval a El Economista.

Refirió que aún desconoce si el INEGI mantendrá esta nueva forma de repreguntar sobre los ingresos de las familias, “ellos argumentan que es la mejor forma de seguir. Entonces, lo único que le vamos a pedir como sociedad es que demuestre y nos convenza de que es la mejor forma de proceder”.

Para el Coneval la información que se recabe del MCS y de la ENIGH, es fundamental para poder evaluar si las condiciones de vida de las familias mexicanas han mejorado o empeorado. Dichas encuestas contienen información de la población sobre: salud, ingreso, educación, seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, así como servicios básicos, alimentación y cohesión social.

SAT trabaja con INEGI

Osvaldo Santín, jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT) expuso que, el organismo tributario ha estado trabajando de cerca con el INEGI a través de la reparación de muestras estadísticas sobre los ingresos de los contribuyentes que presentan en sus declaraciones anuales.

“Se ha hecho de manera bianual desde el año 2010 hasta el 2016 y de esta forma el INEGI tiene información que le ayuda a afinar o a complementar la información que se desprende de la ENIGH”.

Indicó que dicha muestra abarca a contribuyentes ubicados en cada uno de los 10 deciles de la población. “Esta información se le hace llegar al INEGI para que pueda aprovecharla de mejor manera”.

Comentó que la última entrega de información se llevó acabo hace un par de meses. “Hacia adelante estamos viendo cómo profundizar y ampliar la información que se le pueda entregar al INEGI para que cada una de las estimaciones sean más robustas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here