El gasto en seguridad de las mayoristas del país paso del 3% en 2009 a 18% en 2016, unos 28,667.7 millones de pesos, para hacer frente a los atracos del sector, principalmente en el transporte.

El gasto en seguridad del canal mayorista del país paso del 3% en 2009 a 18% en 2016, un monto de 28,667.7 millones de pesos, para hacer frente a los atracos del sector que se dan principalmente en el proceso de transporte, informó Francisco Rascón, presidente y director general del ISCAM, empresa dedicada a la medición de análisis de mercado mayorista.

“A consecuencia de la inseguridad la inversión que hacemos ha crecido seis veces. Hace 8 años un mayorista le dedicaba un peso por cada 100 pesos vendidos a seguridad, o de esos 100 pesos destina seis pesos”, detalló Iñaki Landáburu, presidente de la Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas (ANAM).

El estudio sobre el canal del mayoreo abarrotero nacional elaborado por el ISCAM reveló que del 2009 al 2016 se duplicó el número de sus agremiados que invierten en seguridad, al pasar de 33.3% a 66.7 por ciento.

“La inseguridad es un altísimo riesgo en el desempeño del negocio, somos víctimas tanto directas como indirectas, porque nos dificultan ejecuciones en nuestro trabajo. No somos especialistas para emitir una opinión sobre el nuevo sistema judicial, pero si vemos un tema de alto reto para el país”, expresó Rascón.

Relacionado a la inseguridad recientemente la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), alertó que en el último año el 52.07% de los tienderos del país fueron víctimas de robo en su establecimiento, situación que se incrementó más de 22 puntos porcentuales respecto a la medición de un año previo.

Asimismo, la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm) indicó que en los últimos tres meses el robo a farmacias se había incrementado en un 70 por ciento.

Sin dar muchos detalles al respecto Landáburu comentó que parte de su estrategia para combatir los robos a sus transportes han implementado chips en los camiones.

2017 no ha sido tan malo

Rascón recordó que se esperaba un escenario complicado para este 2017 en el consumo, siendo los temas más preocupantes el tipo de cambio y las remesas; sin embargo, hasta la fecha los resultados no han sido tan malos.

En 2016 las ventas acumularon un valor de 159,265 millones de pesos, un alza anual de 8.3% respecto a lo generado en 2015.

“El 2017 no ha resultado tan negativo como se pensaba a finales del 2016 porque el tema de las medidas que el gobierno tomó en el Banco de México han sido muy exitosas, con un seguro de coberturas cambiarias que metió mucha tranquilidad, conjuntamente con la disminución del impacto de los comentarios de Trump”, apuntó.

El consumo lo ven con tres grandes pilares, tipo de cambio, remesas y tasas de interés, factores que han desacelerado las compras en los hogares del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here