La investigación sobre MacAir Jet se trasladó ayer a las oficinas de Aerolíneas Argentinas. En el marco del caso Avianca, la Justicia ordenó un operativo en los despachos que la línea de bandera tiene en Aeroparque, para buscar documentos sobre una vieja deuda de la firma de taxis aéreos que pertenecía a la familia Macri.

El caso, que instruye el juez Sergio Torres, se inició por la denuncia de dos diputados kirchneristas que pidieron investigar si se benefició a la familia presidencial con el otorgamiento de nuevas rutas aéreas a Avianca, la aerolínea que absorvió a MacAir Jet, del grupo Socma. El fiscal federal Jorge Di Lello imputó a Mauricio Macri y al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, entre otros funcionarios.

El operativo que se ordenó ayer respondió a otra arista de la investigación. El diputado del FPV, Rodolfo Tailhade, denunció días atrás que Aerolíneas Argentinas, en octubre de 2016, “condonó una deuda de casi medio millón de pesos a la empresa Macair Jet”.

El denunciante adjuntó un memo interno de la Gerencia de Asuntos Jurídicos de Aerolíneas Argentinas, que emitía una opinión sobre un crédito por $481.229 con MacAir Jet y evaluaba que la deuda era “incobrable”.

Ayer, Torres emitió órdenes de presentación en Aerolíneas Argentinas (para obtener copias de todos los documentos relacionados con la deuda) y en las oficinas porteñas de MacAir Jet, para secuestrar nuevos papeles vinculados a la venta de la firma. Los operativos fueron realizados por el área de asuntos jurídicos de la Policía Federal.

“El operativo se realizó en buenos términos y se entregó copia de toda la documentación requerida”, señalaron desde Aerolíneas Argentinas a LA NACION. Desde la aerolínea de bandera explicaron la situación de la deuda de MacAir Jet. “Cuando asumió Cambiemos, se decidió revisar todos los créditos pendientes, muchos de los cuales estaban prescriptos y sin documentación respaldatoria”, explicaron.

Agregaron que la deuda de MacAir Jet se remontaba “a 2004, con la administración de Marsans” y que se dejó prescribir en “administraciones anteriores”. Según pudo conocer este medio, la deuda prescribió en el año 2009, durante la gestión de Mariano Recalde.

Desde Aerolíneas Argentinas, hoy comandada por Mario Dell’Acqua, admitieron: “No pudimos saber a qué concepto correspondía la deuda de MacAir. El número estaba en un Excel pero no existían facturas”. Aseguraron que el crédito “no se perdonó” sino que fue declarado “incobrable” en un memo interno de la empresa.

Tango 04

La administración de la flota presidencial también está bajo la lupa de la Justicia en esta causa. Durante el operativo en Aerolíneas Argentinas los oficiales también recopilaron información vinculada un “acuerdo soporte” con la Secretaría de Presidencia por el Tango 04, uno de los aviones oficiales que fue sacado de operaciones por la gestión de Cambiemos.

Según denunció Tailhade, el secretario de Presidencia, Fernando de Andreis, hizo un reclamo a Aerolíneas Argentinas en el marco de un acuerdo de asistencia técnica y mantenimiento del Tango 04. El diputado kirchnerista adjuntó a su escrito la carta de respuesta de la gerente de Asuntos Legales de la línea de bandera.

Esa misiva recordaba que “Presidencia de la Nación adeudaba un pago de $ 11.051.076. El diputado kirchnerista pidió investigar estas tratativas. Desde el despacho de De Andreis aclararon que la deuda “se contrajo en la gestión anterior”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here