La Bolsa Mexicana de Valores recibió a su primera emisora del estado de Yucatán, la Sofom Finbe, que en su debut este mes en el mercado de deuda obtuvo un financiamiento inicial por 600 millones de pesos.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) recibió a su primera emisora del estado de Yucatán, la sociedad financiera de objeto múltiple (Sofom) Finbe, que en su debut este mes en el mercado de deuda obtuvo un financiamiento inicial por 600 millones de pesos.

Finbe, un negocio financiero del Grupo Bepensa que otorga crédito automotriz y empresarial, tiene en la actualidad una cartera de crédito de cuatro mil 500 millones de pesos y espera llevarlo a 9,000 millones en los próximos cinco años.

El director general de la BMV, Jose Oriol Bosch Par, comentó que este es un caso de éxito que deriva de las tareas de promoción que lleva a cabo la institución bursátil, por medio del cual busca atraer a empresas de diferentes estados que tradicionalmente no participan en el mercado de valores.

“Es la primera empresa de Mérida y esto refleja el esfuerzo que hemos estado haciendo, de expandir la Bolsa a otras entidades más allá de la Ciudad de México, del Estado de México, Nuevo León y Jalisco, donde tenemos una concentración muy alta, de alrededor de 90 por ciento de las emisoras que estan basadas en estas cuatro entidades, pero hay alrededor de 10 o 12 estados donde no tenemos ninguna empresa”, dijo.

Consideró que el objetivo principal de la BMV es desarrollar el mercado, por lo que ante la llegada de una nueva bolsa de valores, “el peor escenario sería canibalizar un mercado y empresas que ya existen”.

Refirio que la Bolsa Mexicana continuará con este esfuerzo de promoción en el que se acompaña a las empresas durante uno o dos años, a fin de prepararlas para su salida a Bolsa; “es un trámite confidencial y gratuito”, hasta que la emisora decide o no hacer su estreno en el mercado.

Destacó que en todos los estados del país hay empresas que cumplen con las características para recurrir al mercado de valores, pero “en la mayoría de los casos no han tenido acceso al financiamiento bursátil por desconocimiento”, por lo que su área de promoción buscará acercarse a más empresas.

El presidente de Grupo Bepensa, José Manuel Madero Garza, comentó por su parte que su propósito es tener una diversificación de sus fuentes de financiamiento, pues hasta ahora sólo se fondeaban con instituciones financieras.

Precisó que Finbe, el negocio financiero de cinco que tiene el grupo (industrial, bebidas, motriz y bebidas alcohólicas), cuenta con un programa de emisión de certificados bursátiles autorizado por cuatro mil millones de pesos.

De dicho monto, mil millones de pesos se colocarán a corto plazo y de este tramo se derivaron los primeros 600 millones de pesos que obtuvieron en su primera oferta realizada el pasado 1 de junio. Los tres mil millones de pesos restantes se colocan a un largo plazo, con amortizaciones de hasta 30 años.

El directivo confió en que la primera parte de este monto podría colocarse en el primer trimestre de 2018, con un plazo de entre 3.5 a 4.5 años.

El recurso obtenido de la Bolsa se destinará a capital de trabajo, así como para impulsar su crecimiento y la diversificación de fondeo.

El director de Finanzas de Finbe, Carlos Gonzalez, afirmó a su vez que “esta colocación permite hacernos de recursos a un mejor precio” respecto al crédito bancario.

Dijo que el alza de tasa de interés, hasta ahora, no impactó su negocio de crédito automotriz que sigue al alza, pues este año se espera un incremento de entre 7.0 y 8.0% en las ventas de autos nuevos, aunque se espera que haya una reducción en el financiamiento empresarial. “No hemos visto una afectación en la parte empresarial, pero sí esperamos una disminución en la demanda”, añadió.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here