Don Paulino Velázquez Morales falleció ayer a los 96 años de edad. Dos atributos definen su larga trayectoria periodística: Era culto y era austero.

Sus últimos minutos de vida los tuvo junto a su familia. El director fundador de NOTICIAS, Voz e Imagen de la Cuenca ya no tuvo aliento para enfrentar una vieja enfermedad pulmonar y que en los últimos días se volvió incontrolable y terminó por cegarle la vida.

Fue alrededor de las cinco de la tarde, según relatan sus familiares, cuando ya no aguantó la opresión pulmonar, que devino el deceso, ahí en la que fue su casa desde hace cerca de ocho años, en la calle Benito Juárez, entre Libertad y 5 de Mayo.

Don Paulino se fue siendo periodista, periodista en activo. Aunque ya no escribía siempre estaba atento a la información y en ocasiones desde su domicilio, vía telefónica, hacia observaciones a la redacción.

Se enroló en la vida reporteril desde muy joven, alentado por su tío el oaxaqueño ilustre Andrés Henestrosa Morales, quien desde muy pequeño lo sacó de su pueblo San Francisco Ixhuatán, en la región del Istmo, donde nació el 26 de enero de 1921.

Egresado de la Facultad de Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) decidió seguir el camino de las letras, pero desde la vertiente del periodismo.

Buena parte de su actividad periodística la desarrolló en el periódico El Día, donde fue jefe de información durante muchos años.

Tuvo su paso por el periódico El Imparcial, para después sumarse al equipo de NOTICIAS, Voz e Imagen de Oaxaca en 1986 y posteriormente, por razones de salud, optó por Tuxtepec, donde se encargó por muchos años de la dirección de NOTICIAS, Voz e Imagen de la Cuenca.

Tras dejar el periódico El Día, justo cuando Pedro Vázquez Colmenares era Gobernador del estado de Oaxaca (1980-1985), don Paulino fue designado delegado federal de la Secretaría de Economía y Fomento Industrial (Secofi).

Posteriormente fue designado vocero del gobernador, puesto que le dio la oportunidad de estar muy cerca del poder político.

Don Paulino Velázquez Morales conoció las carencias desde muy pequeño. Su familia en San Francisco Ixhuatán tenían limitaciones económicas, pero siempre le infundieron los buenos principios y valores morales.

Al momento de fallecer vivía en una modesta vivienda en el centro de Tuxtepec, sus familiares relatan que siempre procuró dar lo suficiente para el sustento familiar, pero nunca ambicionó dinero, pese a los cargos como periodista y funcionario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here