Tras ser herida de muerte, una elefanta moribunda atrapa a un cazador profesional y lo aplasta hasta matarlo.

 
Theunis Botha, de 51 años, hirió de muerte a una elefanta, tras lo cual él y sus compañeros de caza fueron atacados en Gwai, Zimbabue.

 

La hembra moribunda logró atrapar con su trompa a Botha antes de derrumbarse y caer sobre el cazador, aplastándolo hasta matarlo.

 
El grupo estaba dando un paseo cuando se encontró con una manada de cuatro elefantes, una madre y sus crías. Los cazadores les dispararon a las tres crías. Luego, el cuarto elefante los atacó por un costado.

 

Los amigos y la familia han rendido tributo al padre de cinco niños, pero los críticos de la caza mayor calificaron su muerte como una cuestión de “puro karma”.

 
“Deberían llorar por ese elefante inocente que fue asesinado sin motivo, no por este cazador idiota que merecía el castigo que recibió”, escribió un hombre.

 
“Que descansen en paz solo los elefantes… Justicia poética por una vez en la vida en un mundo cruel e injusto”, comentó otro.
Botha dirigía junto a su esposa una compañía de caza mayor llamada Theunis Botha’s Big Game Safaris and Hounds.

 
Estos sudafricanos se especializaban en safaris de caza mayor y usualmente llevaban a extranjeros ricos a cazar leones, leopardos y otros animales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here