Lo que comenzó como una cita romántica terminó en un problema legal para esta mujer, luego de hacer algo que incomodó al chico que la había invitado al cine. Ahora, él entabló una demanda en su contra… por 17.31 dólares.

Brandon Vezmar conoció a una joven por Internet y la invitó a una primera cita. Después de comer pizza, y en el auto de ella, acudieron al Alamo Drafthouse de Austin (en Texas, Estados Unidos). Pero durante la proyección de Guardians of the Galaxy Vol. 2 en 3D, ocurrió algo que él no se esperaba.

La chica sacó su teléfono celular y comenzó a compartir mensajes con una amiga. Y aunque al principio no dijo nada, Brandon asegura que, en 15 minutos, ella utilizó su smartphone entre 10 y 20 veces.

Incómodo, sugirió a la joven guardar su teléfono, a lo que ella respondió que no podía dejar de contestarle a su amiga. Ya molesto, le pidió abandonar la sala si es que quería seguir compartiendo mensajes con ella. Fue entonces que la mujer salió… para ya no regresar.

Dos días después, Brandon le envió el siguiente mensaje: “Tu comportamiento no solo fue grosero, sino que me costó dinero. Quiero que me pagues los 17 dólares del cine y los 4 de la pizza. ¿Lo harás o tengo que iniciar un seguimiento en la Corte?”, mostró en su cuenta de Twitter.

La mujer se defendió al decir que su mejor amiga la necesitaba. Tras negarse a pagar, él entabló una demanda por “una violación directa” a la política del cine, ya que afectó su experiencia y la de otras personas durante la función, según se lee en el documento dado a conocer por Vezmar.

Demandas de ida y vuelta

La reclamación ha dividido opiniones en las redes sociales, desde los que aseguran que se trata de una exageración por parte del joven, hasta los que lo defienden, al decir que es justo que le devuelva el dinero.

Por su parte, según menciona el diario Statesman, la mujer dio a conocer que levantaría una orden de restricción en contra de Brandon. Esto porque, luego de negarse a pagar, su hermana menor fue contactada por el joven, exigiéndole el pago.

“Tuve una cita muy breve con Brandon y elegí terminarla prematuramente. Su comportamiento me hizo sentir extremadamente incómoda y me vi en la necesidad de irme por mi propia seguridad. Él ha escalado demasiado la situación, más de lo que lo haría una persona mentalmente sana. Espero que algún día pueda superar esto y encontrar paz en su vida”, agregó.

¿Cómo se arregló?

Tim League, director de Alamo Drafthouse, intentó calmar la situación y ofreció a Vezmar un certificado de regalo de 17.31 dólares. Pero eso no cambió la demanda.

De hecho, el escándalo llegó a oídos del mismísimo James Gunn, escritor y director de Guardians of the Galaxy Vol. 2, quien bromeó sobre la situación en su cuenta de Twitter, donde publicó: “¿Por qué detenerse en una demanda? ¡Ella merece pasar un tiempo en la cárcel!”.

Al final, según reporta el Daily Mail, la mujer decidió realizar el pago correspondiente y evitar así más complicaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here