pemex

El gobierno mexicano busca pagarle a Petróleos Mexicanos apenas una mínima parte de las inversiones que la paraestatal asegura haber hecho durante años en campos y áreas que se abrirán al sector privado bajo la reforma energética, según documentos a los que Reuters tuvo acceso.

El gobierno, -que se está ajustando el cinturón con el gasto-, reconocería en principio una compensación de 4,614 millones de pesos (268 millones de dólares) frente a los 70,644 millones (4,106 millones de dólares) que reclama Pemex, precisamente en momentos en que la empresa enfrenta deudas pasadas y el menor precio del petróleo.

La cifra incluso podría bajar más si se detecta algún “pasivo ambiental, social y de infraestructura” derivado de las actividades de la petrolera, según lineamientos emitidos por la Sener el 29 de febrero, los cuales no se hicieron públicos.

“La resolución que emita la Secretaría podrá reconocer total o parcialmente las inversiones afectadas de Petróleos Mexicanos (Pemex) o bien negar la existencia de una inversión afectada”, agregan los lineamientos.

La reforma energética promulgada en diciembre de 2013 acabó con el monopolio de más de siete décadas de Pemex, pero también estableció que se compensaría a la empresa por las inversiones realizadas en las áreas y campos que no retuvo tras un proceso que se conoció como Ronda Cero, en el que le fueron asignadas las zonas para trabajar en los próximos años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here