La mexicana María Guadalupe González, plata en los 20 kilómetros marcha del Mundial de Londres 2017, se mostró más triste que contenta tras la prueba, lamentando haber dejado escapar el oro, igual que el año pasado cuando también fue plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Esta vez, Lupita, de 28 años, llegó con opciones de pelear por el oro hasta el final, cuando en los últimos kilómetros se escapó en compañía de dos chinas. Una de ellas fue descalificada y la otra, Jiayu Yang (1h26:18), se impuso a la mexicana en el pulso por el título por un segundo (1h26:19).

“Desafortunadamente esta vez pensé que podía responder al final. Me falta trabajar más. Todavía me falta algo para el oro”, afirmó Lupita González a pregunta de la AFP al término de la prueba.

“Una vez más se repite el papel. En RÍo fue una plata que me dolió, por dos segundos. Nuevamente no se ha podido al final. Me queda trabajar para ser más fuerte”, señaló.

Lupita consiguió la primera medalla de México en el Mundial de Londres, en el día de clausura del evento. En los Juegos de Río también fue la única representante de su país en conseguir un metal en el atletismo.

“Me siento feliz por dar a mi país una medalla. Ojalá todos podamos creer que se puede y que volvamos a agarrar terreno en nuestras disciplinas”, deseó.

Recuperación tras lesiones

La marchista ha tenido problemas con las lesiones en el pasado, que frenaron su evolución, y esta temporada tuvo dos pequeños percances, especialmente en una rodilla.

“Las atletas todas tenemos ya alguna molestia, nos vienen los años y el trabajo. Este año ha sido complicado para mí porque para la Copa Panamericana de Perú me resentí de la rodilla y paré una semana. Luego volviendo del Nacional en mi país, me vuelven a parar una semana. Son dos semanas que estás inactiva y que estás pensando que las demás se están preparando”, relató.

Lupita indicó que de llegar a los Juegos de Tokio 2020 sería una oportunidad para ganar el oro, reiterando que las chinas son fuertes competidoras y las rusas estarán probablemente de vuelta para Tokio en el 2020.

La otra mexicana de los 20 km marcha femeninos, María Guadalupe Sánchez, fue descalificada. En los 50 km marcha, Horacio Nava había sido el mejor con un decimosexto puesto (3h47.53). Nava fue el mejor del trío de mexicanos de la distancia larga de la marcha.

José Leyver Ojeda, que llegaba con el cuarto mejor crono de la temporada (3h45:09), acabó en la posición 21, con un tiempo de 3h51:17. El otro mexicano que participaba en los 50 km marcha, Omar Zepeda, fue descalificado mediada la prueba. En los 20 km masculinos Jesús Tadeo Vega (35º), Pedro Daniel Gómez (43º) y Eder Sánchez (descalificado).

Édgar Rivera se queda cerca de las medallas

El mexicano terminó en un meritorio cuarto puesto en la prueba de altura del Mundial de Londres 2017, tras igualar por segunda vez en el evento su récord nacional (2,29 metros), mientras que el oro fue para el catarí Mutaz Essa Barshim.

Édgar Rivera terminó con la misma altura que el sirio Majd Essin Ghazal (2,29), pero el asiático se llevó el bronce al haber superado esa altura en el segundo intento, mientras que el mexicano lo hizo en el tercero.

“Tengo sentimientos encontrados. Estoy feliz por el resultado, porque es un premio a la constancia, pero quedé cerca del bronce. Puede que fuera una competencia con un nivel no tan alto como en otros Mundiales, pero estoy contento con cómo se dieron las cosas. Estuvimos cerca”, comentó Rivera tras la final.

“No esperaba un resultado así. Sentí que en mi último salto me tragaba el estadio, con la adrenalina a tope. Casi venía llorando cuando corría, por mi gente, por México, vamos, con todo… Pensé que iba a pasar la barra, pensé que no había tocado tanto como para que se cayera”, explicó sobre su último intento ante el 2,32.

El catarí Barshim se impuso con una marca de 2,35 metros, mientras que la plata fue para el ruso Danil Lysenko (2,32), quien compitió con bandera neutral, debido a la suspensión a la federación de su país, acusada de un sistema de dopaje generalizado.

Rivera había pasado al primer intento las alturas de 2,20 y 2,25 metros, logrando la mejor clasificación de un mexicano en el Mundial, después de la plata lograda por Lupita González en marcha.

Rivera, de 26 años, estuvo cerca de igualar a su hermano mayor, Luis, que logró un bronce en salto largo en el Mundial de Moscú 2013. Además, logró su mejor resultado en sus tres participaciones en Mundiales, tras competir en Daegu-2011 y Moscú-2013. (AFP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here