Tras intensos debates, el 24 de agosto de 2006 Plutón fue expulsado de la familia de los planetas, a la que pertenecía desde su descubrimiento en 1930, para convertirse en un planeta enano.

La XXVI asamblea general de la Unión Astronómica Internacional (IAU), con sede en París, votó en Praga esta decisión por unanimidad y así el sistema solar pasó de tener nueve grandes astros a solo ocho.

En aquella asamblea se establecieron tres categorías para los cuerpos celestes: planeta, planeta enano y cuerpos pequeños.

Plutón fue destronado por su tamaño: es mucho más pequeño que el resto. Además, la inclinación de su órbita no es paralela a la de los otros planetas solares.

En 2011, la revista Nature avivó la polémica con una investigación sobre Eris, un astro descubierto en 2005 que parecía mayor que Plutón. Su hallazgo supuso la redefinición del concepto de planeta para excluirlos a los dos.

Los datos del estudio indicaban que el tamaño de Eris se había sobrestimado: Plutón fue desterrado por un planeta tan enano como él.

La definición de planeta

Los expertos resolvieron que los planetas y sus cuerpos en nuestro Sistema Solar se definen en tres categorías, de la siguiente manera:

Primera categoría: “Un planeta es un cuerpo celeste que está en órbita alrededor del Sol, que tiene suficiente masa para tener gravedad propia para superar las fuerzas rígidas de un cuerpo de manera que asuma una forma equilibrada hidrostática, es decir, redonda, y que ha despejado las inmediaciones de su órbita”.

Segunda categoría: “Un planeta enano es un cuerpo celeste que está en órbita alrededor del Sol, que tiene suficiente masa para tener gravedad propia para superar las fuerzas rígidas de un cuerpo de manera que asuma una forma equilibrada hidrostática, es decir, redonda; que no ha despejado las inmediaciones de su órbita y que no es un satélite.”

Tercera categoría: “Todos los demás objetos que orbitan alrededor del Sol son considerados colectivamente como ‘cuerpos pequeños del Sistema Solar’”.

¿Esto que quiere decir? La órbita de Plutón atraviesa la zona conocida como Cinturón de Kuiper, esto es, un disco formado por cuerpos situados más allá de la órbita de Neptuno, y al cruzarse con objetos de un tamaño similar al suyo, implica que no ha limpiado la vecindad de su órbita. Por lo tanto, Plutón pasó de ser un planeta a ser un planeta enano.

En enero de 2006 se lanzó la sonda New Horizons rumbo a Plutón, es decir, la nave espacial fue lanzada cuando era todavía un planeta y sin embargo, el 14 de julio de 2015 esa misma nave realizó la inserción orbital en Plutón, que ya no era un planeta, sino un planeta enano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here