El Museo de Historia Natural corrige una exposición después de que un niño de 10 años señalara que estaban usando el dinosaurio equivocado

Cuando Charlie Edwards le reveló a su madre que una de las muestras del Museo de Historia Natural tenía un error, ella le dijo que los expertos sabían lo que hacían.

Sin embargo, el joven de 10 años se mantuvo firme, insistiendo en que el museo mundialmente famoso se había equivocado y que tenía una imagen de un dinosaurio equivocado.

Resulta que el niño tenía razón, los directivos del museo confirmaron que cometieron un error y que lo solucionarían.

Charlie, quien fue diagnosticado con Asperger cuando tenía cuatro años, fue junto a su hermano Ronnie de nueve años a “Dino-Snores”, una especie de pijamada que organiza el museo, como regalo de cumpleaños sorpresa que les hicieron los padres a ambos niños. Durmieron dentro del museo con su madre y su padre, Jade y Justin Edwards, y participaron en diferentes actividades, incluyendo una caza de pistas sobre los dinosaurios.

Charlie comentó: “Leí una pista que decía que tenía un huevo, pero también mostraba una comparación del dinosaurio con un ser humano y vi que la imagen no era correcta”.

“Decía que era un Oviraptor pero lucía como uno de los primeros dinosaurios de la especie de los Triceratops. Supe inmediatamente que se trataba de un error”.

Jade, de 29 años, dijo que se mostraron escépticos cuando Charlie les dijo que el museo estaba usando la imagen equivocada.

“Le dijimos: ‘Charlie, este es el Museo de Historia Natural, aquí trabajan expertos, no se equivocan’, pero se mantuvo en sus trece. Nos dijo: ‘No, dame el teléfono y te lo mostraré’. Lo buscó en Google y era exactamente como había dicho”.

La familia habló con el personal del museo, quienes admitieron que tendrían que consultarlo con los expertos antes de confirmar si Charlie tenía razón.

Días más tarde, la familia recibió una carta en la que confirmaban que Charlie estaba en lo cierto y en la que se comprometían a actualizar el rótulo de la exposición.

“Básicamente, decía que estaban equivocados y que yo tenía razón”, contó Charlie.

Un portavoz del Museo de Historia Natural comentó: “Recientemente, el museo recibió una notificación sobre un error en una de nuestras galerías temáticas sobre los dinosaurios”.

“Se lo hemos informado a nuestro equipo encargado de las exposiciones y lo cambiaremos tan pronto como sea posible. La investigación científica y nuestro conocimiento sobre el mundo natural cambian constantemente y las diversas reformas que ha sufrido la galería de dinosaurios es un reflejo de ello”.

“Desafortunadamente, hemos cometido un error. Estamos impresionados con el conocimiento que tiene Charlie y esperamos que alimente su pasión por la paleontología”.

Jade, quien también tiene otro niño además de Ronnie, Albie Edwards, de cinco años, comentó: “A Charlie le apasiona la paleontología, le ha gustado desde que era muy pequeño. Otros niños juegan con los dinosaurios e imitan sus rugidos, pero Charlie los cataloga en carnívoros y omnívoros”.

“Cuando tenía cuatro años le diagnosticaron Asperger y le explicamos que puede percibir el mundo de manera diferente a los demás, a veces mejor”.

“Ve cosas que no podemos percibir y este es el ejemplo perfecto. Habría caminado por allí sin notarlo, pero él fue capaz de ver que algo no estaba bien”.

“Estamos muy orgullosos de él y es bueno pensar que ha jugado un papel protagónico en el cambio que ha realizado el Museo de Historia Natural”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here