El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos informó la mañana de este martes que permitirá la construcción expeditiva de barreras y caminos de seguridad a lo largo de la frontera sur del país con México cerca de San Diego, prescindiendo de leyes ambientales y de otros tipos.

En un comunicado, el departamento aseguró que los proyectos de infraestructura se enfocarían en un segmento de alrededor de 24 kilómetros que se extiende hacia el este desde el Océano Pacífico, como parte del planeado muro fronterizo del presidente Donald Trump entre Estados Unidos y México.

Añadió que el área es uno de los tramos de mayor actividad en la frontera estadounidense. “El sector sigue siendo un área donde se detecta un elevado volumen de ingresos ilegales, por lo que existe una necesidad inmediata de mejorar la actual infraestructura y de construir barreras fronterizas y caminos adicionales”, destacó.

La cartera supervisará la instalación de barreras, caminos, cámaras, luces y sensores adicionales en la frontera, bajo la autoridad de la ley de 1996 Reforma de Inmigración Ilegal y Responsabilidad Inmigratoria, sostuvo el comunicado.

La ley concede autoridad al secretario de Seguridad Nacional para evadir requerimientos en torno a una serie de leyes antes de construir barreras y caminos, siempre tomando en cuenta el impacto medioambiental y cultural, según el comunicado.

La exención será publicada en el Registro Federal en los próximos días

El Departamento de Seguridad Nacional informó que agentes fronterizos estadounidenses arrestaron a más de 31,000 extranjeros ilegales y requisaron más de 4,082 kilos de marihuana y 597 kilos de cocaína en el área de San Diego en 2016.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here