Murió Otto Warmbier, el estudiante estadounidense liberado por Corea del Norte en estado de coma y con daño cerebral severo

Otto Warmbier, el estudiante estadounidense de 22 años que fue liberado de una prisión norcoreana y regresó al país en estado de coma con daño cerebral severo ha muerto en Ohio, según confirmó su familia en un comunicado el lunes por la tarde.

“Es nuestro triste deber anunciar que nuestro hijo Otto Warmbier terminó su viaje en la Tierra. Rodeado de su familia que lo ama, Otto falleció hoy en Cincinnati”.

La familia agradeció al Centro Médico de la Universidad de Cincinnati por tratarlo, pero precisó que “desafortunadamente, el terrible maltrato que nuestro hijo recibió de manos de los norcoreanos aseguró que ningún otro resultado fuera posible más allá de lo triste que experimentamos hoy”.

Su padre, Fred Warmbier, declaró la semana pasada que la familia está orgullosa de su hijo pero no cree la explicación de Corea del Norte de que el coma fuera causado por pastillas para dormir y botulismo.

Los médicos estadounidenses indicaron no haber encontrado señales de botulismo activo, una enfermedad causada por comida en mal estado o por alguna herida infectada.

“De repente abre los ojos y parpadea, pero no muestra signos de respuesta a estímulos verbales o reconoce lo que lo rodea. No ha emitido palabra alguna”, dijo el doctor Daniel Kanter, director de atención neurocrítica.

El doctor Kanter dijo que el joven sufrió “mucha pérdida de tejido cerebral en todas las zonas del cerebro”. Los médicos dicen que sus lesiones corresponden a un paro respiratorio que le cortó el flujo de oxígeno al cerebro; sin embargo, no están completamente seguros de qué lo causó.

Warmbier fue detenido el 2 de enero de 2016 cuando supuestamente intentaba robar un cartel propagandístico en un hotel. La cúpula comunista lo acusó de delitos contra el Estado, por los que fue condenado a 15 años en un campo de trabajos forzados, tras un juicio de una hora en marzo del año pasado.

Corea del Norte dijo que lo liberó por razones humanitarias.

El padre de Otto Warmbier dijo que el miércoles por la noche recibió una “bonita llamada telefónica” del presidente Donald Trump, quien le dijo que el secretario de estado Rex Tillerson trabajó duro para traerlo a casa y que seguirán trabajando para traer de vuelta a otros tres estadounidenses que están detenidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here