Visitar Estados Unidos será más difícil, y no se trata de una simple especulación dadas las políticas migratorias del gobierno de Trump. Ahora su administración ha lanzado un nuevo cuestionario para los solicitantes de visados ​​de todo el mundo, que pide información de los perfiles en redes sociales en los últimos cinco años e información biográfica de los últimos 15.

El exhaustivo cuestionario fue aprobado el pasado 23 de mayo por la Oficina de Gestión y Presupuesto a pesar de numerosas críticas de expertos legales, que consideran que será muy oneroso, conducirá a largos retrasos en el procesamiento de visados y desalentaría los viajes de estudiantes y científicos internacionales.

Pero nada de esto parece importarle al gobierno de Trump.

El cuestionario estaría vigente en principio durante seis meses y da carta blanca a los funcionarios consulares estadounidenses en todo el mundo para solicitar todos los números de pasaporte anteriores, perfiles en redes sociales durante los últimos cinco años, direcciones de correo electrónico y números de teléfono y 15 años de información biográfica, incluyendo direcciones, empleo e historial de viajes.

Responder estas preguntas sería voluntario en teoría, pero el formulario indica que no proporcionar la información puede retrasar o impedir el procesamiento de un visado.

Los funcionarios solicitarán la información adicional cuando determinen que “esa información es necesaria para confirmar la identidad o para conducir investigaciones más rigurosas sobre la seguridad nacional”, dijo el miércoles un funcionario del Departamento de Estado.

Pero abogados de inmigración están en desacuerdo.

“Estados Unidos tiene uno de los procesos más estrictos de solicitud de visas en el mundo”, dijo a Reuters Babak Yousefzadeh, un abogado con sede en San Francisco y presidente de la Asociación Iraní de Abogados. “No se conoce y es poco clara necesidad de endurecer el proceso de solicitud aún más”.

A inicios de mayo, el gobierno anunció que había incrementado el escrutinio sobre las solicitudes de grupos que considera de riesgo -de cometer actos terroristas- en ciertos países.

El subsecretario de la Oficina de Visados del Departamento de Estado, Edward Ramotowski, aseguró en una audiencia en el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes que un nuevo sistema -cuyos detalles no ofreció- se comenzó a implementar para intensificar la revisión de solicitudes de visados en algunos casos.

Y hoy mismo, el gobierno de Trump apeló ante la Corte Suprema para intentar reinstaurar una prohibición de viaje que afecta a ciudadanos de seis países de mayoría musulmana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here