Los fidgets spinner, han probado ser un reto para los adultos, pero ahora resulta que sus usuarios podrían estar en riesgo.

Una madre en Texas aseguró a través de Facebook que su hija de 10 años se atragantó con una de las partes del juguete.

El fidget spinner consiste de tres ejes exteriores y uno central que gira como un abanico al sostenerse entre los dedos pulgares e índice.

Kelly Rose Joniec, de Houston, contó a través de su post en la red social que su hija comenzó a ahogarse en el asiento trasero mientras manejaban.

Ella se aparcó e intentó el Heimlich y al no tener éxito, acudió a un centro de emergencia.

La niña fue trasladada al Hospital Texas Children’s y una radiografía reveló uno de los ejes alojado en el esófago. Una cirugía endoscópica fue necesaria para localizar y remover el eje. “Afortunadamente tuvimos un resultado positivo, pero fue muy alarmante por un rato, no sólo por la ingestión, sino preocupación por la composición y estructura del objeto y el riesgo de la anestesia general”, indicó la madre.

La familia Joniec dijo a CNN que “nuestra atención y enfoque es cuidar a nuestra hija y asegurarnos que continúe saludable”. La familia no especificó cómo sucedió el incidente, pero se puede asumir que la niña tenía el juguete en la boca.

Muchos niños y adolescentes tienen fidget spinners y aseguran que tienen un efecto relajante. Los adultos en la vida de los usuarios no están tan de acuerdo, al punto que algunos distritos escolares han prohibido su uso. Los spinners sí tienen una advertencia en su website: “Peligro de asfixia – Partes pequeñas. No para niños menores de tres años”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here